¡Gracias Mamá!


Día de la madre 2021
30Abr

¡Gracias Mamá!

Espero y rezo para que alguien, un día, reconozca una jornada en memoria de las madres, para celebrar el servicio incomparable que prestan a la humanidad en todas las áreas de la vida

Anna Jarvis

Tenemos un calendario anual en el que tenemos días para recordar eventos, homenajear logros, luchar por causas humanitarias, o denunciar derechos todavía por conquistar…


Y está bien. Porque de esta manera ponemos el foco sobre circunstancias que requieren notoriedad, ayudando a despertar la conciencia social sobre problemas que, en ocasiones por ajenos, pasan desapercibidos a la mayoría.


Pero ante tantas fechas importantes, hay una que debería señalarse, cada año, con letras de oro: el Día de la Madre.


Porque es un día que, básicamente, recoge tanto la celebración de la vida misma, desde una perspectiva física y más allá de nuestra propia especie como, también, desde una visión más espiritual, siendo un reconocimiento al amor más puro y perfecto que pueda existir.


En la Grecia clásica, Rea, madre de Zeus, era homenajeada al comienzo de la primavera. Y si bien el cristianismo promovió la celebración del día de la madre asociándolo a la fiesta de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre), fue Anna Jarvis, activista norteamericana quien consiguió que, en 1914, el presidente de los EEUU, Wilson, marcase el segundo domingo de mayo como día oficial de la madre.


No es una fecha universal, pues su celebración depende de lugares, culturas, y religiones, si bien es cierto que el evento suele celebrarse en primavera en gran parte del mundo, bien con una fecha fija, bien con una fecha adecuada a un día de la semana, como el primer domingo de mayo, aquí en España.


Cuenta la leyenda que la propia Anna Jarvis se arrepintió amargamente de su logro cuando vio el cariz comercial que acabó tomando el Día de la Madre. En este sentido, lo cierto es que cualquier día del año debería ser bueno para agradecer el amor incondicional de una madre. Ya sea con un detalle, ya sea con un beso y un abrazo (si las circunstancias nos lo van permitiendo).


Un regalo puede hacerse en cualquier momento del año. Más a una madre. Pero un beso, un gesto de agradecimiento, una palabra cariñosa si estamos lejos… estas son las cosas que deberíamos compartir con ellas todos los días de nuestras vidas.


Mamá, mamás… ¡felicidades!


Y gracias, gracias… y mil gracias. Eternas




RESERVA HOTEL